Elio Martínez publica “Cantares a mi Patria Chula”

La siguiente es la introducción escrita por Manuel Olmos para el libro “Cantares a mi Patria Chula”, escrito por Elio Martinez, el poeta “descalzo”. Si usted quiere publicar su obra, contáctese conmigo y a  lo mejor, juntos podríamos desarrollar un proyecto literario.

Introducción

El trabajo literario que hoy nos entrega Elio Martínez, mejor conocido como el poeta “descalzo”,  es su manera particular de apreciar  a los seres humanos, la cotidianidad en su alrededor y su opción de sentirse cercano a “los que no tienen voz”, sin buscar reconocimiento, tal como él lo manifiesta en algunos escritos poéticos publicados en varios medios informales. Sus poemas sencillos de lenguaje directo, sincero y con suave humor, señalan que la poesía puede ser ajena  a la intelectualidad y convertirse en canto para llamar a las cosas por lo que son. Para éste poeta, lo social, lo romántico, el sarcasmo, lo tradicional, lo picarezco y lo pueblerino son  maneras de acercarse a la comunidad que lo ha esperado muchos años  para recibir su propuesta literaria tendenciosa, pero sincera.

“Cantares a mi Patria Chula” es colección de poemas donde hay historias, nombres, paisajes, lugares, momentos, recuerdos, romance y sobre todo, compromiso que fomenta  la lucha por lo que el autor cree: un mundo justo y más humano. A  veces la risa inevitable como resultado de leer versos atrevidos, testifica que se puede ser propositivo siendo sencillo. Varias pueden ser las excusas para plasmar el objetivo de la obra, pero en el libro, resalta el papel que tiene en la historia el Movimiento de Solidaridad de los 80s, para bien de la diáspora salvadoreña que ha llegado  a su madurez generacional. No hay que buscar misterios en “Cantares a mi Patria Chula”,   porque no los tiene; pues el autor propone desde un principio el folklóre, el campo, y  arraigo popular con estilo diverso.

Para el autor, sus más de treinta años de cabalgar calles angelinas le permite conocer alegrías, tristezas, nostalgias, esperanzas y anhelo en superación comunitaria. Por eso, recuerda a personas que fueron importantes para él, y que ya no están vivos como son Don White y el Padre Luis Olivares. De seguro, los lectores encontrarán nombres de otros personajes queridos por muchos y que fueron bondadosos proveyendo refugio y ayudaron a extraños que huyeron de las guerras centroamericanas.

Lidiar con los de abajo, le asegura al poeta un lugar en la historia de sus connacionales que aunque hoy muchos de ellos viven más cómodos y seguros en USA, saben que hombres como el “descalzo”, quedan o hay pocos, pues a él lo conocen con propiedad de parecerse al Primo Chón,  dueño de genuidad y el amor que manifiesta por su pueblo. A lo mejor, será pues a través de los poemas de este libro, donde el lector pueda conocer parte histórica de los que un día fueron refugiados y hoy ya son de éste lado porque se convirtieron en ciudadanos norteamericanos.

El poeta cumple su sueño de publicar su primer libro, y es a partir de esa hazaña, que su conciencia deja de reclamarle algo que no había podido hacer. Su ilusión ha alcanzado el principio de una carrera que empieza  y  hoy nos cuenta una historia maravillosa, que a lo mejor, es la misma de muchos de nosotros.

Manuel Olmoss

Noticias Recientes